martes, 29 de julio de 2014

Hace ya un tiempo que el blog está en STAND BY. Supongo que quiere decir a la espera de seguir encontrando sentido a lo que escribimos. En su momento, al inicio de este proyecto había dos intenciones muy concretas, por un lado aprender más sobre Internet y por otro difundir nuestra afición. Los tiempos han cambiado mucho en estos seis años desde 2008, el facebook y el washap han inundado nuestras vidas y lo inmediato corre más prisa todavía. Hoy en día corre mucha más información sobre los tractores antiguos por la red y han surgido museos, paginas web, cuentas de facebook,...

Seguramente nuestro momento personal también ha cambiado y la necesidad de donde surgió este proyecto ahora no es la misma. Nuestro ritmo fue alenteciendose  y por lo tanto de momento dejamos el blog en modo STAND BY, y así nos liberamos de esos compromisos que a veces contraemos con nosotros mismos y que no siempre podemos cumplir y nos suponen una pequeña deuda pendiente. Aquí queda el trabajo de estos años para que quien quiera disfrute de los artículos y las fotografías que con cariño hemos compartido.

Si el devenir nos lleva ahora a parar, a vivir y a disfrutar de los tractores sin tener que escribir, quizás en otro momento nos vuelva a pedir compartir y contaros cosas. De momento es un STAND BY y no un punto y final, nunca se sabe, todo da muchas vueltas y quizás nos volvemos a encontrar aquí pronto!

sábado, 22 de febrero de 2014

Una pàgina para niños con un tractor clàsico....

En esta página podréis encontrar un bonito rincón de historias y juegos para disfrutar con los más pequeños: http://www.littlegreyfergie.com


Seguro que ja habréis descubierto que Fergi es un viejo Ferguson gris, que modelo han escogido?

martes, 21 de enero de 2014

Puesta a punto de una máquina segadora/engavilladora.

Hace unos meses, nos comentaron de una máquina engavilladora que estaba desmontada dentro de una casa, el dueño actual había heredado la casa que había estado cerrada exactamente cuarenta años. Él no sabía qué hacer con todas las cosas que había encontrado y sobre todo con las máquinas grandes. Llamó a un chatarrero, pero a estos solo les interesaban las cosas de anticuario y el resto se lo llevaban a precio de chatarra.
Así que nos pusimos en contacto con el dueño (la engavilladora nos aseguro que solo se había utilizado un año y en pocas hectáreas, según los vecinos) y nos comento que podíamos llevarnos todas las cosas grandes, tan solo con la condición de que las conserváramos en museos o como aperos para ocasiones especiales como la fiesta de San Antonio Abad (Tres Toms) en Cataluña o cosas similares.

Concertamos el día para ir a ver la engavilladora y, por si teníamos suerte, el viaje lo hicimos en un camión pequeño, por si nos interesaba llevarnos alguna máquina. La sorpresa fue grata, el señor encantado de que fuésemos a llevarnos los trastos, que decía él, que le molestaban. Nosotros cuando vimos la máquina, un poco sucia, pero seminueva y  con todas las piezas guardadas, la pintura intacta y se distinguía perfectamente que era una TREPAT de ruedas de hierro, solo pensamos en cargarla en el camión.
Nos pusimos manos a la obra, y entre los dueños y unos vecinos con la ayuda de un tractor pala, empezamos a sacar el cuerpo con las ruedas, el corte, las aspas seminuevas con las letras originales. En poco rato teníamos en el camión la engavilladora, un rulo de madera de medio metro de diámetro por uno y medio de largo muy bien conservado de encina, rastrillos, trillos y utensilios varios de labranza.
El problema fue cuando llegamos y tuvimos que descargarlo todo, guardarlo y ordenarlo, nos dimos cuenta que casi eran demasiadas cosas.

Un día de estas navidades, quedamos para ir montando las maquinas, sobre todo la engavilladora,  y entre mecánicos, aficionados al temas y un jubilado que había segado con estas máquinas, conseguimos montarla y hacerla funcionar.
Estaban todas las piezas, pero muy agarrotadas, la palanca de conectar i desconectar la sierra de corte no respondía, desmontamos la tapa y era que la grasa se había resecado entre el eje y el trinquete de unión, todo fue suavizarlo con desatascante y un poco de grasa nueva y a funcionar el embrague. Luego descubrimos como desde el asiento de hierro el segador disparaba las aspas para hacer la gavilla, entre ajustes y varillas no fue muy difícil de solucionar. Después colocamos la plataforma de corte con un pasador tipo bisagra,  disponía de un pestillo/palanca bastante robusto que sirve para levantar la plataforma y trabarla y así poder ir por el camino. La rueda que va en los extremos de la plataforma para segar, se cambia debajo de ella. Esta operación requiere de dos personas, ya que la plataforma de hierro pesa. También colocamos la sierra de cuchillas, que funciono a la primera por que las cuchillas y los dedos  se encontraban en muy buen estado; la unión con la la biela es muy sencilla, sin tornillos y fácil de montar y desmontar, un patín que se gira, queda trabado y no se sale la biela de la sierra.
Después montamos las aspas que acompañan a las espigas para ser cortadas o bien para hacer las gavillas; no fue difícil ya que también estaban en perfecto estado, con sus tornillos originales, e incluso los dedos de empuje prácticamente nuevos. Pero no funcionaba correctamente el disparo de las gavillas a voluntad del segador, es un mecanismo más sofisticado, después de un rato vimos que todo funcionaba cuando la rueda grande movía todos los mecanismos, levantamos la máquina y funcionaba con la palanca a voluntad. En la parte posterior tenía una palanca que se podía colocar desde 1,0,5,4,3,2 y nadie sabía para que podía ser, descubrimos cuando todas las palancas iban suaves que si colocabas la palanca en “0” solo hacia gavillas con la palanca de pie y por ejemplo se colocabas la palanca en “3” pasaba por encima de la plataforma sin bajar tres aspas y a la tercera bajaba y hacia una gavilla, así que es para gavillas de diferente tamaño o en función de la barba.
Entre emoción y emoción decidimos engancharla a un tractor a ver si funcionaba, y efectivamente, todo iba como si fuera el primer día que se estrenó.

Quiero agradecerles a personas como Antonio, Félix, Jaume y Rafael que siempre esten dispuestos a dedicar su tiempo a arreglar “trastos” como estos para que se puedan conservar en perfecto estado de funcionamiento.

sábado, 28 de diciembre de 2013

Locuras en tractor!


domingo, 29 de septiembre de 2013

III Concurso de labranza con tractores de época de las comarcas de Barcelona en Moià

Despues de algunas reuniones y muchos preparativos llegó el domingo 15 de setiembre. Gracias a la colaboración de tractoristas i aficionados todo estaba preparado para el concurso, el dia amaneció nublado pero la ilusión permanecia intacta. Aquí teneis algunas imagenes de ese dia: Y ahora los podeis ver en acción:

domingo, 1 de septiembre de 2013

III CAMPEONATO DE LABRANZA CON TRACTORES DE ÉPOCA


El próximo 15 de septiembre tendrá lugar en Moià el III concurso de labranza con tractores de época de las comarcas de Barcelona. Podéis  encontrar más información en sobre el reglamento de las pruebas en este enlace:

http://www.tractorclassic.org/Esdeveniments/III_Campionat_de_Llaurada_de_les_comarques_de_Barcelona-id79.html

Os animamos a participar!

lunes, 12 de agosto de 2013

Historia de Henry Ford y tractores Ford II



Henry Ford y su hijo Edsel también crearon la empresa Henry Ford & Son Ltd., que en 1920 se fusionó con la Ford Motor Company. De aquí surgió el nombre de tractor Fordson. El primer tractor que fabricó, se llamó, Fordson F, con motor de petróleo o gasolina, tuvo un éxito rotundo, y dominó por completo este mercado.

Hasta el año 1924 Ford había incrementado sus ventas, pero la competencia de otras marcas empezaba a notarse. En 1927 se fabrica el número 15.000.000 del modelo “T” y sus automóviles sufren profundas modificaciones. Fabricó un motor de V-8 que se vendió en esta época de recesión más que el de 4 cilindros. Ford en estos años cerró 24 fábricas de las 30 que tenía.
En el año 1928 trasladó la fabricación de tractores a Irlanda y poco después a Inglaterra. Una vez establecidos allí sacaron el modelo Fordson N de gasolina y ruedas de hierro.
En 1933 su motor V-8 (con pequeñas modificaciones) gano la carrera de Elgin Road de 320 Km y los 6 siguientes puestos también fueron para la marca Ford.

En octubre de 1938 Henry Ford y Harry Ferguson hicieron un pacto de caballeros para fabricar tractores con patentes de los dos fabricantes. Sacaron a la venta un tractor llamado Ford 9N (número 9 por el año de salida), de color gris (apodado el pequeño gris), silencioso como los automóviles,  arrancaba mediante una bujía, como sistema de seguridad no se ponía en marcha sino estaba en punto muerto, pero su gran novedad era el “Ferguson system”, enganche de aperos en tres puntos. En 8 años se vendieron más de 300.000 tractores, fue un éxito para los dos fabricantes, gracias a su pequeño tamaño y a su precio económico era muy atractivo para cualquier agricultor o granjero. Este acuerdo de fabricar tractores conjuntamente llegó hasta la muerte de Henry Ford. Posteriormente los tractores se llamaron Ford 8N.

En 1940 Ford llegó a la cifra de 7.000.000 de motores V-8 y fabricó el vehiculo 20.000.000. De 1942 al 1945 la fábrica Ford construyó bombarderos, motores de aviación, jeeps, camiones, tanques y anfibios para la segunda guerra mundial. En 1943 murió su hijo Edsel a los 50 años. En septiembre de 1945 el hijo de Edsel, nieto de Henry Ford, se hizo cargo de la compañía, se llamaba Henry Ford II. En estos años se empezó a fabricar la serie de tractores E27N a los que se les cambiaron los motores habituales por otros Diésel de la marca Perkins, el tractor era de color azul oscuro y llantas de color naranja.

Henry Ford murió el 7 de abril de 1947 a los 83 años. Fue entonces cuando Ferguson quiso romper el acuerdo al que habían llegado años atrás Henry Ford y Harry Ferguson, vigente desde el año 1938. A pesar de ello Henry Ford II sigue sacando al mercado tractores con patentes Ferguson, esto los llevó a un juicio que comenzó el 1 de Enero de 1948, llamado el “pleito del siglo”, y el 8 de Abril  de 1954 (más de 6 años después), condenaron a Henry Ford II  a pagar a su adversario 9.250.000 dólares.

A partir del año 1952 todos los modelos de tractores sufren modificaciones: añaden una chapa cubriendo el motor y el radiador de la parte delantera, también incorporan el sistema tripuntal con control hidráulico, frenos de disco y motor aumentado paulatinamente la potencia. El Fordson Major (1952), el Fordson Super Major (1962), y también el pequeño Fordson Dexta (1958) son los tractores de esta época. En 1953 en conmemoración de los 50 años de Ford Motor Company se colocó en el morro del tractor un logotipo que decía “Jubilee model 1903 -1953”, pintaron de color blanco las chapas y de color rojo el motor del tractor. En 1955 se dejaron de montar motores de gasolina en los tractores Ford. Durante el año 1965 Ford realizó un cambio radical y dejó de fabricar todos los modelos de tractores, inicia la producción de una nueva serie, los llamados “Ford 2000”, “Ford 3000”, hasta el  “Ford 9000”.

A partir del año 1991 Ford división tractores pasa a ser gestionada por FIAT y más tarde estas dos marcas se venden con el nombre único de New Holland.

A partir de 1920 se empezaron a importar vehículos Ford a nuestro país. La empresa como tal llegó en 1923 y concretamente se establece en Barcelona, la fábrica se llamó “Ford Motor Ibérica” y dependía de Ford Inglaterra. En el año 1954, ya con capital totalmente nacional, pasa a llamarse "Motor Ibérica, S.A.", y en noviembre  de ese año los tractores y camiones se fabrican con la marca EBRO. En 1965 se rompen los acuerdos con la compañía Ford después de 45 años juntos y aunque Motor Ibérica fabrica con licencia Massey-Ferguson Ltd, no se pierde la buena relación con Ford Inglaterra.


(Artículo publicado en la revista de la Associació d'amics d'època del Bages maig 2013)